martes, 15 de marzo de 2011




Marta Liliana Pimentel Álvarez Nacida el 20 de abril de 1958, en Paraná, Entre Ríos ¨cuna de poetas¨, Argentina. Vive en su ciudad natal. Obras publicadas: ¨Desde todos los cielos¨ (agosto/95, Edit. Paraná), ¨Gabriel, el Enviado¨ (febrero/98, Edit.Paraná), ¨El Eterno Ausente¨ (abril/2000, Edit. Moscú, Rusia), ¨El Vértice de las Cosas¨ (abril/04, Edit.Córdoba). ¨De las Simples Cosas¨ (octubre 2006, suplemento de El Tren Zonal, Edic. N° 117, Paraná, Entre Ríos), "Los Versos de Juana" Edic. Del Clé. Participó en antologías editadas en Brasil, México, Argentina, Uruguay. Declarada visitante distinguida en Costa Rica y en Perú. Ha asistidos a Simposios y Congresos, en gran parte de América y España. Ha publicado en medios de prensa escrita que avalan su trayectoria literaria. Ex miembro de la Comisión Directiva de SADE, Secc. Entre Ríos, Cónsul por Entre Ríos de www. poetasdelmundo, con sede en Santiago de Chile.
Mi E-mail es: (mlpa@hotmail.com) - (literatura-entrerios@hotmail.com)
o dejame tu comenterio en http://www.literaturaentrerios.spaces.live.com/

DESDE TODOS LOS CIELOS precio del libro : U$s 10


La poesía de Marta L. Pimentel Álvarez presenta un abanico de posibilidades creadores. Una de esas posibilidades es la poesía de temática amatoria. La construcción entre arte y vida confiere una elevada tensión a sus poemas: ¨De qué valen poesía/ si no beso!¨ (Poesía)
La búsquedad del ser amado ocurre en soledad y a tientas, el ser amado es un desconocido. Pero en el último verso del poema ¨Alguien¨ la poetisa define con rara concisión y vehemencia el objeto de la búsqueda: ser las llamas de ese desconocido.
En ¨Tu silencio¨la poetisa expresa el carácter complementario de habla y silencio. Con íntima sorpresa esboza un autorretrato de sus cualidades: su don más elevado es poseer ¨el silencio que las palabras ocultan¨.
Para Marta Liliana, la libertad consiste en beber el agua de la sabiduría y poder nacer y morir a voluntad, facultades de los seres iluminados. La poetisa incorpora esa visión de la libertad a su poesía.
¨Sentimientos¨manifiesta una vez más la tensión fundamental entre pasión, vida y fuego por una parte y racionalismo destructivo por la otra.
La autora se siente a veces criatura de un dios (¨Pensamiento¨) y otras veces se identifica con la actividad cosmogónica que descansa en el séptimo día (¨El séptimo día¨) más allá de todo dualismo, más allá de todos los obstáculos, más allá del bien y del mal, más allá de los rígidos moldes que imponen la costumbre y el hábito.
El símbolo que mejor representa a la poesía de Marta L. Pimentel Álvarez es el cóndor, ser capaz de enfrentar la soledad como el sol enfrenta las tinieblas, capaz de enfrentar con vuelo taciturno la tormenta. Ese espíritu-cóndor anhela sin embargo descender de las alturas para encontrarse con el alma de un felino o de una golondrina, símbolo de las cualidades que debería tener el amante ideal: espíritu indómito y libre.
¨Eco de otras voces¨es un poema manierista, construido sobre la base deparadojas conceptistas en las cuales coinciden las oposiciones, ¨tienen chispas los locos y errores los cuerdos¨. Con una última paradoja (la muerte del muerto) predice el resucitar de sus versos olvidados:
¨Como un candelabro viejo / que por antiguo se luce, / un día entre dos cruces / resucitarán mis versos./ Y vos te pondrás a llorar / porque se nos murió el muerto.¨
Marta L. Pimentel Álvarez incluye en este libro una serie de poemas que podrían denominarse ¨ecologístas¨, pero que exceden totalmente los límites de la ecología científica, porque tienen un fundamento de composición espiritual que permite comprender y reconocer que todos los seres vivos son nuestros hermanos, que todos los seres sensibles tienen una mente y (como el ser humano) buscan la felicidad y huyen del dolor y la muerte. Cuando el ser humano derrama la sangre del animal es como si derramara su propia sangre, declara la autora en el poema dedicado a un pez, una mojarra, cría de sábalo:
¨Se me desangraba el alma / cuando volví al muelle.¨
En ¨Los gorriones¨se sostiene la necesidad de restablecer la comunicación entre el ser humano y las especies animales. La poetisa sabe que los animales están dotados de sentidos y poderes psíquicos mucho más agudos que los humanos, y que los animales nos pueden enseñar mucho sobre nuestra propia naturaleza y sobre el mundo misterioso en que se mueven, siempre y cuando respetemos su libertad y no los avasallemos ni los explotemos. Marta Liliana propone un concepto diferente, más sabio y más místico sobre los animales, y
nos recuerda que los animales viven en virtud de voces que nosotros nunca escuchamos, que ellos son nuestros compañeros de prisión del esplendor y sufrimiento de la Tierra.
La obra de Marta Liliana incluye un poema largo en varias estrofas, cuyo modelo es el apóstrofe, dirigido a fustigar los errores de la época actual, sobre todo las tendencias uniformadoras de la sociedad de masas. Con espíritu valeroso e intenso, la poetisa nos exhorta a engrandecer nuestra visión con la luz de la sabiduría. Una de las virtudes principales de este primer libro de poemas de Marta L. Pimentel Álvarez es la de integrar en su poesía lo intelectual, lo espiritual y la crítica de la cultura moderna.


JULIO CÉSAR FORCAT
Licenciado en Literatura Moderna de la Universidad Naciopnal de Córdoba
Profesor de la Universidadm de Rosario
Agosto de 1995


GABRIEL, EL ENVIADO precio del libro U$s 10


Con la aparición de ¨Gabriel, el enviado¨, Marta L. Pimentel Álvarez honra a su Entre Ríos natal. Gracias a su apasionada dedicación a la poesía nos da su segundo libro signado por una definitoria necesidad de trascendencia, impulsada en cada uno de sus versos a los huyentes espacios de la filosofía. Marta Liliana vuelva su lirismo como encendiendo una luz en lo ignoto; y es así que se sucenden sus interrogantes, sus enigmas y claves, el querer entender las razones del existir.
A la vez elevada y abismal, su poesía posée la fuerza de una reveladora síntesis. Se diría que esta joven poeta, en el transcurrir de sus versos, pone sus ojos en el ser humano como si los fijara en lo cósmico, de ahí, quizás, la sensación de enorme libertad que le transmite al lector a lo largo de cada una de las tres partes que componene ¨Gabriel, el enviado¨, y en las que de continuo sus ráfagas de belleza siguen la dirección de una corriente de misticismo que corre debajo de sus metáforas, de sus hondas preguntas.
Hay en estas páginas, a un tiempo, arraigo y desarraigo, acatamiento y rebeldía, la imperiosidad de querer entender, y la persistencia del sol, símbolo y clave, su luz por toda respuesta.

MARIA GRANATA
Novelista contemporánea argentina.

Marta L. Pimentel Álvarez entrega este segundo poemario para explicar sus actitudes éticas y espiritual frente al acosado mundo de hoy.
Poesía participante, solidaria con la la humanidad doliente. Noble en la fluencia del acento místico, a modo de una luz entre la eternidad y el hombre pasajero. El pensamiento torturado en la búsquedad de explicaciones o relaciones secretas que unen al ser humano con Dios y con la naturaleza conducen a la poeta hacia la búsquedad de la verdad retornando hacia sí misma. Interroga con obsesivo afán, en esa línea frágil que esplende de su vitalidad razonante, inquisidora, desvelada, con la cual reafirma su calidad lírica. Dios es el gran desconocido y Gabriel, el enviado de la paz, la caridad y el amor invita a buscar la verdadera felicidad por los movimientos del alma.
La escritura poética patentiza un idealismo místico. La plegaria cede a la intropección, a un insistente razonamiento sobre la vida, sobre el ser. Confesión de resignada impotencia es este libro radiante, no sólo desde el aspecto lingüístico sino también de la esfera temática, vinculada con la condición de la criatura en la Tierra. Su extraña densidad religiosa nos devuelve un placer casi perdido en este fin de milenios: las ganas de leer.


MARTA DE PARIS
Novelista argentina.

EL ETERNO AUSENTE precio del libro U$s 10


¿Por qué el libro de Marta L. Pimentel Álvarez, de Argentina se publica en Rusia en español? Hay varias razones. Una de ellas es la política: las fronteras del estado ruso están abiertas actualmente. Otra razón es de carácter financiero: el país compite a nivel mundial económicamente. Sin embargo, la razón principal se debe al hecho que en la época del desarrollo acelerado de las comunicaciones electrónicas, el cambio cultural entre naciones intensifica y surge la posibilidad, viviendo en México, donde radico desde hace cuatro años, de coordinar la edición poética en Rusia, consultando sobre los detalles de edición con la autora quien radica en Argentina.
Una parte de la edición se quedará en Rusia para las bibliotecas con el propósito que los investigadores interesados en poesía iberoamericana moderna puedan tener acceso a la fuente directa.
Así mismo, este libro puede causar interés en personas interesadas en perfeccionar su conocimiento del español y enriquecerlo con expresiones vivas del habla castellana. Tal vez, el lenguaje poético represente una mayor dificultad para entender y traducir en comparación con otras áreas especializadas y la misma prosa literaria.
Sin embargo, la parte decisiva de la edición se irá a Argentina a disposición de la autora y se distribuirá en librerías.
Conocí a Marta en un Encuentro Internacional de Escritores Latinoamericanos que tuvo lugar en una de las provincias argentinas, Mendoza. Volvimos a vernos en Costa Rica debido al esfuerzo de la escritora Marianela Tortos quien organizó un festival poético que por primera vez en la historia del país tuvo la cede en una pequeña ciudad Paraiso de Cartago. Nos econtramos una vez más cuando Marta llegó a México para participar en unas actividades literarias. Así empezó nuestra amistad.
Un día por fín ambas econtramos el tiempo para leer los libros que intercambiamos en los encuentros, entonces surgió el interés de cada una por la obra poética de la otra, y decidí traducir algunos de los poemas de Marta para lectores rusos.
Es necesario traducir toda la obra de ¨El eterno ausente¨para poder transmmitir la idea no fragmentada, mientras que el trabajo de traducción absorbe tanto tiempo que se vuelve imposible para mí, pero me queda la esperanza de que, gracias a la edición en Rusia, la obra de Marta podrá encontrar a su traductor interesado.


SOFIA FADDEEVA
Catedrática de la Universidad Autónoma de México
Abril 2000

EL VERTICE DE LAS COSAS precio del libro U$s 10


La obra dramática de Marta Liliana Pimentel Álvarez, titulada El Vértice de las Cosas, indaga sobre una sabiduría distinta y profundiza temas de hondo contenido espiritual. Pueden ellos sorprender al lector, guiarlos por caminos nuevos alejados del conocimiento occidental, chocar con otro modo de ver las cosas, pero evidentemente surge de toda la obra la posibilidad de entrever un mundo nuevo, en donde el hombre adquiere conocimientos que lo inducen por el sendero de una sabiduría mayor. Festejo y celebro este trabajo de Marta Liliana Pimentel Álvarez alabando su densidad espiritual, que le brinda al lector una nueva y valiosa oportunidad de adquirir ese conocimiento de lo que hay del otro lado de las cosas.


RUBÉN VELA
Poeta contemporáneo argentino.
18 de octubre del 2003
Buenos Aires, Argentina


El Vértice de las Cosas, teatro arquetípico y cosmogónico de Marta Pimentel Álvarez.
Suprema intensidad en la utilización del lenguaje como instrumento de conocimiento. En diálogo inéditos, Marta Pimentel Álvarez descubre insospechadas facetas de la Verdad. En el Acto Primero de su obra dramática, la autora se inspira en las Tradiciones bíblicas (Antiguo Testamento y Nuevo Testamento, Judaísmo y Cristiano) y les infunde una nueva vida al combionarlas con arquetípicas narraciones cosmogónicas y antropológicas. Anuncia que la transformación que dará nacimiento al Hmobre Nuevo ocurrirá cuando la mujer ocupe el lugar central en el gobienro de las naciones. La energía femenina es una expresión de la Sabiduría y de la Gran Compasión. La Edad de Oro brillará entonces bajo estos signos indivisibles:
Cuando la hembra y tome el mando
reconquistará la civilización
la orientación perdida.
Renovados ideales forjarán
Varones de temple.
Entonces, la ley de los ciclos
Prodigará una larga primavera.
Y el hijo del hombre
No heredará el instinto asesino
De viejas generaciones,
Piadosos y solitarios
Habitarán la Tierra.¨
En el Acto Segundo se compara a los Estados Unidos con Gomorra y a Cuba con Sodoma, y se anuncia así sus decadencias y próxima caída.
En el Acto Tercero, la escritora se identifica con las enseñanazas Shambala (La senda sagrada del guerrero), trasmitidas a Occidente por el Lama tibetano Chögyan Trungpa. Basándose en estos conocimientos, la autora recorre el sendero que conduce a la Iluminación. La Iluminación es el Vértice de las Cosas y significa el descubrimiento de las cualidades ilimitadas de la mente natural. La poetisa, guerrera de lo manso, anhela construir una sociedad iluminada (Shambala). Y cuando comprueba que Argentina ha caido en la degradación materialista de Occidente, la exhorta a romper esas cadenas:
Ay, Continente de mi patria,
Abandona la jerarquía del Sol Poniente
Que te aplasta y te aplasta!
El teatro poético-filosófico de Marta Pimentel Álvarez reflexiona profundamente sobre los problemas fundamentales del ser humano y del Universo. Y mientras, medita anuncia la ansiada renovación de la luz en Occidente:
Insondable camina
Hacia el espacio del espejo cósmico.
Sentado medita
Los principios de Shamabala.
Y Occidente se llena de luz nueva
En el horizonte.


Lic. Julio César Forcat
13 de febrero 2003
Belén, Catamarca, Argentina

DE LAS SIMPLES COSAS precio del libro U$s 10


De las simples cosas, reúne poemas de mi autoría. Ellos pueden variar entre un tiempo de tres, seis y hasta diez años. Aún así el Hombre en su especie no es viejo para los astros ni joven para las mariposas, entonces en su línea recta de existencia si acaso dejaramos extaciado el tiempo, lo dejaramos de existir, veríamos que la poesía no tiene tiempo ni espacio ni forma ni origen, ¿acaso, nuestra Tierra lo tiene?
Para algunos seres y sus costumbre y sus ideología trasmitidas de generación en generación 2000 años no son nada, para otros como yo demasiado tiempo para decir: AMOR.
Pero, bueno, aquí estamos en la variedad de la belleza de la naturaleza madre, lo diferente nos hace hermosos, sinceros, discretos, y hasta menos animal, guardamos el animal en vez de dejarlo salir de adentro y domesticarlo, comprendes, mi querido lector?
Hace falta demasiados siquiatras y emperadores para dominar la bestia, pero si la bestia se reconoce como tal, un día quiere dejar de serlo, mira su más allá con su más acá y ve su nada ante la VIDA misma, descubre que hay un éxtasis allí impuesto entre la conciencia y las costillas, su propia alma, ser espiritual, y quiere trascender como yo aquí entre las almas.
Así surgen poemas, que se contemplan y germinan desde una ventana colonial en mi propia casa mirando el horizonte de pinos que tienen los sacerdotes como una sombra larga bajo un cielo infinito: Aquellos hombres de pinos.
¿Qué hablarán esos monjes
que antes no se hayan dicho?
¿Será la Humanidad el problema?
Y a penas si es por capricho,
El rezo se lleva el viento,
Las flores viejas el camino.
¡Qué sola que anda el alma
entre los verdes pinos!
Cuando calla la comunicación de la palabra escrita u oral, surgen otras comunicaciones, que tienen que ver con la piel, la mirada, el olfato y la ternura, por suerte sugetamos el animal por un instante, y dejamos rozar al alma su costado endeble hasta perecer en manos de la bestia apareándose para reproducirse. Pero, he aquí la cuestión, el mundo espiritual perece con la materia al alcance, y surge nuevas manifestación que emociona al ser eterno y frágil de olvidos y de misterios resucitándose en cada vida como un nuevo ser. Superándose así mismo otra vez, y otra vez, en la mutación.
Bajo una civilización distinta en sus concepto de lo bueno y de lo malo: Dos mujeres que se aman, es un poema iluminado desde su don de gracias por el canto hasta su similitud con la vida diaria. Y transciende el mañana bajo otras caras.
Querido lector que disfrutes de los libros como yo de la Vida. ¡ Salud !

Marta Liliana Pimentel Álvarez

15 de marzo del 2011
Paraná, Entre Ríos, Argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muy buen blog